Los datos son la nueva moneda a nivel mundial.

Estudio de EOS «¿Qué valen los datos?»

Encuesta representativa sobre datos y su valor en Europa, Rusia y Estados Unidos.

Los datos digitales se han convertido en un bien económico de gran importancia. Las empresas los recogen, analizan e interpretan para optimizar sus modelos de negocio. Por eso, el respeto y el uso responsable de estos datos determinan cada vez más el debate público: ¿cómo se plantean los consumidores la cesión y el valor de los datos? ¿Están dispuestos a vender información personal? ¿Hay diferencias entre países? ¿Y cómo se ganan las empresas la confianza para el uso de los datos?

Pueden encontrarse respuestas a estas preguntas en el estudio internacional representativo «¿Qué valen los datos?» realizado por el Grupo EOS. La encuesta online fue realizada en 17 países durante la primavera de 2020 por Kantar, uno de los institutos de investigaciones de mercado líder en el mundo.

Sobre el estudio «¿Qué valen los datos?»

  • Reciente estudio de EOS sobre el tema «¿Cuánto valen los datos?»

    ¿Quién?

    1.000 participantes en cada país como muestra representativa de la población mayor de 18 años.

  • Reciente estudio de EOS sobre el tema «¿Cuánto valen los datos?»

    ¿Dónde? 

    15 países de Europa, más Estados Unidos y Rusia.

  • Reciente estudio de EOS sobre el tema «¿Cuánto valen los datos?»

    ¿Cómo?

    Encuesta online con cuestionario estandarizado.

Los datos como moneda de cambio

¿Son los datos el nuevo oro?

Cada día cedemos una gran cantidad de datos personales: datos personales y de contacto, información sobre nuestros comportamientos de compra, datos de cuenta o información sobre nuestra salud. Con ellos las empresas pueden entender mejor a sus clientes y lo que desean, y reaccionar a las tendencias del mercado. Y ese es el valor de esos datos. Según el presente estudio, la mayoría de los encuestados opina que deberían compensarles por el uso de sus datos. Al preguntar por tipos de datos concretos, muchos incluso están dispuestos a vender determinados datos a empresas de confianza, aunque también hay límites.

Resultados fundamentales

  • Un tercio de los encuestados cedería sus datos a cambio de una contraprestación concreta. En Rusia este porcentaje llega incluso hasta el 50 por ciento.

  • Entre las contraprestaciones preferidas están los productos de regalo y los descuentos, mientras que los servicios o ventajas de programas de fidelidad quedan en la parte inferior del ranking.

  • Lo que difícilmente se vendería es poder ver la cuenta bancaria o datos de cuentas y tarjetas de crédito (menos de uno de cada diez).

Algo común a todos los países es que la mayoría de los consumidores vota por recibir una compensación a cambio de ceder sus datos a las empresas. No obstante, ante la pregunta de si ya ha habido trato de «datos a cambio de contraprestación», sí hay diferencias entre países. Los encuestados esperan de las empresas que traten con la debida confidencialidad su información personal, en cuyo caso podrá haber una buena oportunidad de negocio.

Estudio de EOS sobre los datos: ¿Qué valen los datos?

Grandes oportunidades de compra de datos para las empresas

Uno de cada tres europeos y estadounidenses aceptaría el trato «datos a cambio de contraprestación». En Rusia, incluso uno de cada dos. Cuando se trata concretamente de vender al menos un dato personal a cambio de dinero, la cifra crece bastante. El 82 por ciento de los europeos, el 75 por ciento de los estadounidenses y el 90 por ciento de los rusos se prestarían a ello, pero siempre partiendo de que la empresa que se hace cargo de los datos sea digna de confianza. Los tipos de datos que más se venderían son las decisiones de compra y la información de contacto. Con los datos sobre salud y estado físico, los consumidores son algo más reacios, pero lo que ven especialmente delicado es compartir datos de cuentas y tarjetas de crédito. Resulta sorprendente que en todos los países tienen una opinión similar en cuanto a lo delicado de los distintos tipos de datos. Donde sí hay diferencias entre países es ante la pregunta de si ya ha habido trato «datos a cambio de contraprestación».

Algunos encuestados ya han aceptado el trato «Entrega de datos a cambio de contraprestación».

¿En qué países funciona ya el negocio de los datos?

Uno de cada seis encuestados ya ha convenido compartir sus datos con una empresa a cambio de una contraprestación. Pero hay diferencias si comparamos por países: en España (26 %) y en Rumanía (24 %) estos tratos son más habituales, mientras que en otros países del sudeste de Europa, como Eslovenia (10 %) o Macedonia del Norte (7 %), se ven más bien con rechazo.

Resulta interesante que, en ocasiones, la disposición de los consumidores a vender sus datos (uno de cada tres) supera incluso a la demanda por parte de las empresas, ya que hasta ahora solo alrededor de una de cada cinco ofrece contraprestaciones. Por tanto, hay buenas oportunidades para las empresas de hacer tratos con los consumidores si se ganan su confianza.

  • Usuarios de smartphones en la gran ciudad: Los datos se han convertido en un bien económico muy importante.

    ¿Será pronto la vida digital de los ciudadanos europeos como en China?

    Obtenga más información sobre los hallazgos completos de la encuesta EOS y lo que sucede cuando los datos personales se convierten en moneda propia.

    Leer el artículo relacionado

La confianza digital como reto

Las empresas deben actuar

El estudio demuestra que, en principio, los consumidores están dispuestos a ceder sus datos personales a empresas dignas de confianza. Pero precisamente aquí hay una demanda no satisfecha, ya que muchos no tienen confianza en que sus datos personales serán tratados de manera responsable. El mayor reto para las empresas será, también, acabar con esta desconfianza mediante un uso de los datos adecuado y transparente.

  • Los consumidores tienen poca confianza digital en las empresas.

    Escepticismo

    A pesar de que, en general, hay predisposición, muchos consumidores siguen siendo escépticos cuando se trata de compartir sus datos en la red. Así, en Europa solo el 33 por ciento cree que las empresas tratan sus datos digitales de manera responsable. En Estados Unidos este porcentaje cae hasta el 23 por ciento, mientras que en Rusia llega al 41 por ciento.

  • El escepticismo frente a las empresas está teñido de inseguridad.

    Ignorancia

    Este escepticismo también está marcado por la ignorancia, y es que la mayoría de los consumidores no sabe cómo limitar el uso de datos no deseado (Europa: 58 %, EE. UU.: 62 %, Rusia: 66 %). Para dejar el mínimo rastro en la red, se podrían, por ejemplo, bloquear las cookies de seguimiento. Sin embargo, uno de cada tres usuarios en Europa y Rusia casi nunca hace uso de esta posibilidad.

Ranking de confianza en los sectores

Aparte de no saber limitar específicamente la cesión de datos, según el estudio la mayoría de los usuarios muchas veces se sienten obligados a compartirlos (Europa: 66 %, EE. UU.: 58 %, Rusia: 81 %). El hecho de que algunos servicios solo puedan utilizarse plenamente si se comparten bastantes datos fomenta la desconfianza hacia las empresas y explica el escepticismo generalizado.

Estudio de EOS sobre los datos: ¿Qué valen los datos?

No obstante, hay sectores que tienen una clara ventaja en la carrera por la confianza digital: en cabeza están, sobre todo, los bancos (Europa: 54 %, EE. UU.: 56 %, Rusia: 54 %) y los servicios de pago online (Europa: 46 %, EE. UU.: 46 %, Rusia: 58 %). También las empresas de energía salen comparativamente bastante bien paradas (Europa: 39 %, EE. UU.: 38 %, Rusia: 34 %). Los perdedores en el ranking de confianza son las empresas de telecomunicaciones, el comercio online y, en último lugar, las redes sociales y los servicios de mensajes instantáneos (Europa: 14 %, EE. UU.: 11 %, Rusia: 18 %). Precisamente en estos sectores sigue habiendo potencial que aprovechar, y el futuro dirá con qué estrategias reaccionan estas empresas a la desconfianza de los clientes.

  • Hombre de negocios, mirar lejos: La confianza digital de los consumidores es escasa

    Qué tienen que ver las elecciones estadounidenses con la confianza digital de los europeos.

    ¿Todavía tenemos una opción en la divulgación de nuestros datos? Descubra dónde es necesario actuar: para empresas y consumidores.

    Leer el artículo relacionado

El mundo digital como igualador

Los datos ya son un bien valioso, por lo que cada vez es más importante utilizarlos correctamente. El estudio pone de manifiesto que los consumidores quieren ser compensados por compartirlos y tienen claro qué datos quieren vender a determinadas empresas y cuáles no. Esto aumenta en casi todos los sectores la presión por optimizar el importante negocio de los datos. El estudio da unas primeras ideas de por dónde podrían empezar las empresas. El mayor reto: reaccionar adecuadamente con respeto y transparencia al escepticismo de los consumidores y así ganar confianza digital. Sorprende que entre los países apenas hay diferencias ni en cuanto a la confianza ni en cuanto a las experiencias y puntos de vista. Ya sea en Europa, en Estados Unidos o en Rusia, quien navega por la red y utiliza servicios online encuentra prácticamente las mismas condiciones en todas partes. Por tanto, está en manos de las empresas que procesan los datos implantar medidas e invertir en confianza digital.

Informe gratuito
«¿Qué valen los datos?»

Selección de otros temas relacionados con «¿Qué valen los datos?»

Download Descargar estudio

Configuración de cookies

En esta web utilizamos cookies para permitirle utilizar algunos de nuestros servicios del modo más cómodo posible. Se incluyen las cookies necesarias para el uso de la web, aquellas utilizadas con fines estadísticos de forma anónima, las cookies utilizadas para ajustes de personalizado y las cookies para poder ofrecerle contenido adaptado y basado en sus intereses. Usted decidirá si permite el uso de cookies con fines estadísticos, de personalización o de marketing. Además, puede modificar o retirar su consentimiento en cualquier momento haciendo clic en la configuración Cambiar cookies en la parte inferior del sitio web. Encontrará más información al respecto en nuestra Política de privacidad.

Necesarias

Utilizamos solo las cookies necesarias. Estas son aquellas imprescindibles para el funcionamiento y la realización de las funciones básicas del sitio web. En concreto, permiten un funcionamiento seguro de nuestro sitio web. Encontrará más información sobre las cookies que utilizamos aquí.

Personalización

Si permite las cookies de personalización, podemos hacerle más sencilla la navegación por nuestro sitio web. Si vuelve a visitar nuestro sitio web para usar nuestros servicios, se reconocerá de forma automática que ya nos ha visitado, y las entradas y configuraciones que hizo se aplicarán de forma automática, para que no tenga que introducirlas de nuevo. Por ejemplo, gracias a esto, no tendrá que escribir sus datos de usuario cada vez que nos visite, sino que puede volver a acceder a los datos previamente introducidos cuando visite el sitio web. 
Encontrará más información sobre las cookies que utilizamos aquí

Estadísticas

Utilizamos cookies estadísticas para mejorar nuestra oferta y ofrecerla en función de sus necesidades, así como para la continua optimización de nuestro sitio web. 
Para ello, recogemos datos anónimos estadísticos y analíticos, por ejemplo, para determinar el tráfico del sitio y el comportamiento del usuario, así como para adaptar y mejorar nuestro contenido y la experiencia en el sitio web. 
Encontrará más información sobre las cookies que utilizamos aquí

Marketing

Utilizamos las cookies de marketing para proporcionar contenidos relevantes y basados en intereses cada vez que visite nuestro sitio web.  
Puede leer sobre qué cookies utilizamos aquí.